Archivo de la etiqueta: crecer

Cómo preparar los niños para un campamento de verano.

Un campamento de verano en el extranjero no son sólo unas vacaciones, sino probablemente la primera experiencia de vida de nuestro hijo. Para ello, independientemente de su edad, es recomendable prepararle para este gran acontecimiento. Más allá de preparar la maleta y el papeleo, es importante ayudarles a enfrentarse a esta nueva aventura, dándole todo el soporte emocional y psicológico que necesitan.

Bestsummers - Cómo preparar los niños a un campamento de verano

Para que los niños puedan aprovechar al máximo la experiencia os pasamos algunos consejos que, como padres, podéis darles. Les ayudarán a sentirse más seguros y aprovechar el nuevo reto con ganas e ilusión:

El campamento como experiencia de aprendizaje.

Es cierto que en los campamentos Bestsummers aprenderán/mejorarán el inglés. Sin embargo, simplemente el hecho de salir de su propio país y convivir unas semanas con niños de su edad de diferentes entornos, cultura, les hará ver que el mundo es mucho más grande y va más allá de sus barrios o colegios. Aprenden a hacerse nuevos amigos y a reaccionar en situaciones nuevas, a tomar decisiones en un ambiente seguro y todo esto les dará seguridad en sí mismos.

Preparar el viaje juntos.

Los niños deben participar en el proceso de prepararse para el campamento. Preparar esta nueva experiencia juntos ayudará al niño a sentirse “mayor”. Es importante preparar el equipaje con ellos, que lleven cosas que les hagan sentirse más seguros, su ropa, fotos …

La comunicación.

A medida que se esté acercando la fecha del viaje puede ser que nuestro hijo empiece a sentir cierta preocupación o que le pueda entrar un poco de miedo. Hablarle e invitarle a abrir su corazón sobre todas sus dudas le ayudarán a relativizar las cosas.

Es importante que os comenten sus preocupaciones y compartir con ellos que es normal se sientan nerviosos sobre cómo será su experiencia, sobre todo si es la primera vez que van lejos de su casa o viajan a otro país, pero que al llegar tendrán toda la ayuda necesaria, estarán con muchos otros niños en su misma situación y transmitirles que confiamos plenamente y estamos seguros de que hará frente sin problemas a la nueva situación.

Tener los pies en la tierra.

Como he indicado al principio el campamento es sobre todo una experiencia de vida. Es probable que al principio nuestros hijos se sientan un poco más inseguros (nuevo país, idioma, entorno, nuevos amigos,…), esto es parte de la experiencia y el superar estos primeros momentos les hará sentirse capaces y el campamento será una aventura estupenda y divertida, donde se conocerán mejor y serán ellos mismos, probarán deportes y actividades nuevas, se enriquecerán enormemente.

Bestsummers - Cómo preparar los niños para un campamento de verano

El campamento es el mejor regalo que unos padres pueden hacer a un hijo, es una experiencia realmente enriquecedora y que tendrá un lugar especial en el recuerdo de nuestros niños.

¡Hagamos que la experiencia sea aún mejor, ayudándole desde el principio a hacer frente a este nuevo reto!

 

Crecer seguros de sí mismos

Preparados para afrontar el curso escolar, con sus exigencias, deberes, actividades extraescolares… Nuestros campers están listos para hacer frente a nuevos retos porque este verano, aparte de pasárselo bomba, han crecido en autoestima y valores. Para reforzar la personalidad adquirida, os propongo un método tan novedoso como interesante: Adolescentes con valores, un proyecto del profesor y filósofo José Ramón Ledesma y Juan Antonio Ortiz que educa a través del cine.

Un proyecto para crecer en valores a través del cine
Un proyecto educativo de José Ramón Ledesma y Juan Antonio Ortiz. Editorial Ideales

En los niños que han estado con nosotros en un campamento perduran los buenos recuerdos de su estancia en el camp en verano. Sus miedos iniciales y los retos superados les han hecho madurar. Ahora están más seguros de sí mismos y esto, no cabe duda, les ayuda a afrontar los esfuerzos que su vida académica y social les exigirá este invierno.

Según las encuestas de satisfacción posteriores a su estancia, el 100% prácticamente sueña con repetir la experiencia de ir a EE.UU. el próximo verano: la mayoría a su mismo campamento, otros prefieren cambiar a otro camp o a otro programa, tipo académico o preuniversitario, ¡incluso hay quien muestra interés en hacer un  viaje aventura por parques naturales; o en bici, con horas de voluntariado!

Muchos niños que llevan con nosotros muchos veranos ya son incluso monitores en su camp: han ido superando diferentes etapas y adquiriendo responsabilidades, exigiéndose cada vez más, hasta convertirse en modelo para otros chicos más jóvenes y esto es muy gratificante para ellos. Para nosotros, como padres, una alegría ver como muchos se esfuerzan durante  todo el invierno para recibir al finalizar el curso el gran premio de ir o volver a un campamento en Estados Unidos. Sí, porque claro que es una inversión y una magnífica forma de avanzar en el idioma, pero es un premio y una inmensa suerte poder participar en estos programas.

En el camp pueden ser como realmente son sin necesidad de representar lo que otros esperan de ellos, sin etiquetas. El cambiar no sólo de ambiente sino de cultura, les hace mucho más fácil mostrarse tal como son y les ayuda a descubrir facetas nuevas de su personalidad y nuevas inquietudes. Esto es muy importante en el desarrollo del niño.

Porque nuestros campamentos tienen una ‘misión’, no son únicamente un sitio donde hacer deporte y actividades, sino que ‘forman’ niños, fomentan unos valores universales, como el compañerismo, la amistad, el respeto, la ayuda al prójimo, la capacidad de liderazgo, el seguir las reglas, la responsabilidad, premiar el esfuerzo, aprender a tomar decisiones, a tener personalidad y ser uno mismo, la libertad e independencia, el trabajo en equipo… Todo esto les hace prepararse para el futuro, donde ellos serán los que tengan que tomar sus propias decisiones y que a veces, en la sociedad competitiva y estresante en la que crecen nuestros niños, no se ven tan claramente porque es un ambiente donde los modelos no se corresponden tanto a lo que quisiéramos que sean nuestros hijos.

Fomentar unos valores que en verano refuerzan en un ambiente relajado

En relación al post de hoy, me gustaría hablaros de un proyecto educativo llamado Adolescentes con personalidadHabla de lo que aquí señalamos, educar en valores en toda la dimensión de la persona, y nos puede ayudar a hacerlo durante el invierno. El método que proponen Juan Antonio OrtizJosé Ramón Ledesma, filósofo y profesor de Lengua y Literatura Castellana y de Filosofía, para ayudar a crecer a los adolescentes es hacerlo a través del cine (¡con películas muy atractivas y estupendas para toda la familia!) con temas muy útiles para la formación de la personalidad, como la libertad y el espacio íntimo de la persona, la personalidad, de adolescentes con principios e ideales, de tomar conciencia del propio valor, de la influencia de los medios de comunicación en los adolescentes y de liberarse de las adicciones. También salen a la palestra cuestiones como la relación del joven con sus padres o las creencias religiosas. Es un proyecto interesantísimo, tanto para educadores como para padres y alumnos, que me gustaría compartir con vosotros. Conocemos personalmente a José Ramón Ledesma y el enorme trabajo que ha hecho realmente merece la pena. Podéis comprar sus libros y material en la web del proyecto.

Besos!